Gato a la izquierda: la sentencia en mi mente Gato a la derecha: literalmente la misma sentencia cuando trato de decirla en voz alta.